sábado, 29 de marzo de 2008

"Manual para escalar montañas" por Paulo Coelho

A) Escoge la montaña que deseas subir: no te dejes llevar por los comentarios de los demás, que dicen "ésa es más bonita", o "aquélla es más fácil". Vas a gastar mucha energía y entusiasmo en alcanzar tu objetivo, y por lo tanto eres tú el único responsable y debes estar seguro de lo que estás haciendo.

B) Sabe cómo llegar frente a ella: muchas veces, vemos la montaña de lejos, hermosa, interesante, llena de desafíos. Pero cuando intentamos acercarnos, ¿qué ocurre? Que está rodeada de carreteras, que entre tú y tu meta se interponen bosques, que lo que parece claro en el mapa es difícil en la vida real. Por ello, intenta todos los caminos, todas las sendas, hasta que por fin un día te encuentres frente a la cima que pretendes alcanzar.



C) Aprende de quien ya caminó por allí: por más que te consideres único, siempre habrá alguien que tuvo el mismo sueño antes que tú, y dejó marcas que te pueden facilitar el recorrido; lugares donde colocar la cuerda, picadas, ramas quebradas para facilitar la marcha. La caminata es tuya, la responsabilidad también, pero no olvides que la experiencia ajena ayuda mucho.


D) Los peligros, vistos de cerca, se pueden controlar: cuando empieces a subir la montaña de tus sueños, presta atención a lo que te rodea. Hay despeñaderos, claro. Hay hendiduras casi imperceptibles. Hay piedras tan pulidas por las tormentas que se vuelven resbaladizas como el hielo. Pero si sabes dónde pones el pie, te darás cuenta de los peligros y sabrás evitarlos.

E) El paisaje cambia, así que aprovéchalo: claro que hay que tener un objetivo en mente: llegar a lo alto. Pero a medida que se va subiendo, se pueden ver más cosas, y no cuesta nada detenerse de vez en cuando y disfrutar un poco del panorama alrededor. A cada metro conquistado, puedes ver un poco más lejos; aprovecha eso para descubrir cosas de las que hasta ahora no te habías dado cuenta.

F) Respeta tu cuerpo: sólo consigue subir una montaña aquél que presta a su cuerpo la atención que merece. Tú tienes todo el tiempo que te da la vida, así que, al caminar, no te exijas más de lo que puedas dar. Si vas demasiado deprisa, te cansarás y abandonarás a la mitad. Si lo haces demasiado despacio, caerá la noche y estarás perdido. Aprovecha el paisaje, disfruta del agua fresca de los manantiales y de los frutos que la naturaleza generosamente te ofrece, pero sigue caminando.


G) Respeta tu alma: no te repitas todo el rato "voy a conseguirlo." Tu alma ya lo sabe. Lo que ella necesita es usar la larga caminata para poder crecer, extenderse por el horizonte, alcanzar el cielo. De nada sirve una obsesión para la búsqueda de un objetivo, y además termina por echar a perder el placer de la escalada. Pero atención: tampoco te repitas "es más difícil de lo que pensaba", pues eso te hará perder la fuerza interior.


H) Prepárate para caminar un kilómetro más: el recorrido hasta la cima de la montaña es siempre mayor de lo que pensabas. No te engañes, ha de llegar el momento en que aquello que parecía cercano está aún muy lejos. Pero como estás dispuesto a llegar hasta allí, eso no ha de ser un problema.



I) Alégrate cuando llegues a la cumbre: llora, bate palmas, grita a los cuatro vientos que lo has conseguido, deja que el viento allá en lo alto (porque allá en la cima siempre hace viento) purifique tu mente, refresca tus pies sudados y cansados, abre los ojos, limpia el polvo de tu corazón. Piensa que lo que antes era apenas un sueño, una visión lejana, es ahora parte de tu vida. Lo conseguiste.



J) Haz una promesa: aprovecha que has descubierto una fuerza que ni siquiera conocías, y dite a ti mismo que a partir de ahora, y durante el resto de tus días, la vas a utilizar. Y, si es posible, promete también descubrir otra montaña, y parte en una nueva aventura.

K) Cuenta tu historia: sí, cuenta tu historia. Ofrece tu ejemplo. Di a todos que es posible, y así otras personas sentirán el valor para enfrentarse a sus propias montañas.




©Paulo Coelho

14 comentarios:

isol dijo...

Que bello Paulo Coelho!!!
Vengo a tu mundo apedirte un favor amiga,entra ami blog yo ama de casa alli encontraras un post dedicado a un muchacho que ha sufrido un accidente y está deprimido,pretendo juntar muchos mensajes de aliento para el,desde ya y de corazón agradezco tus palabras.

Adolfo Calatayu dijo...

A la flauta,querida amiguita,qué post profundo,extenso y complejo.
Me encanta "la dirección" que le diste,la "ascención",los consejos sabios.
También me gustaría pensar que la montaña aludida está dentro nuestro,y es una metáfora sobre nuestras vidas; en este particular momento mío debo atravesar una de ellas,y te agradezco profundamente tu luz y tu cariño que,como guía o como brújula,hace que uno no se sienta tan solo o desprotegido.
Un beso enorme

Graciela dijo...

Adolfo querido, piensas bien está dentro de nosotros(metafóricamente hablando), tu momento de crisis nadie podrá impedirlo, ni siquiera los que te queremos, solo es cuestión de ACTITUD en este tránsito, si UNA PALABRA mía sirve para mitigar o acariciar tu alma de alguna manera y llevarte un segundito de Paz,en este momento, soy feliz solo por ese simple hecho, CUENTA CONMIGO siempre, corazón!
"Estoy aqui no porque deba estar, ni porque me sienta atrapado en esta situación, sino porque prefiero estar contigo a estar en cualquier otro lugar del mundo entero" (Richard Bach)
Te aprecio un montón!!!!!!

Josep Lluís dijo...

Buen libro de ruta para la vida.
Feliz finde

nestor dijo...

Hola...nuevamente en la lucha.

Mi ausencia tiene que ver con mis viajes a los pueblos buscando nuevas historias y conociendo nueva gente tanto para mi programa de radio como para el blog. Tambien con problemas de caracter particular por el fallecimiento de dos familiares en la misma semana,

pero, como decía, ya repuesto y nuevamente en la lucha.

leeré tus últimas entradas y volveré con mis comentarios.

un abrazo

Vicky dijo...

Me encantan las sabias reflexiones y mas aun de tan sabio escritor... lo importante es ponerlas en practica no?
Caricias para tu alma.

isol dijo...

Querida Graciela vengo a agradecerte las palabras que has dedicado a Gonzalo seguro que cuando el las lea tendrá fuerzas para seguir adelante,muchas gracias!!!!

Chapellina dijo...

Coelho es un sabio. Aún no compredo por qué hay gente que no lo quiere. Bue...no saben de lo que se están perdiendo.

:-)

Graciela dijo...

josep, gracias por tu visita, un beso dominguero para vos, que estés bien!

néstor, te digo lo mismo que a adolfo que problemas tiene también, cuenta con el cariño y companía de todos los que te visitamos a menudo, esto es algo que va mucho más alla de una red de bloguers...es una red de amor, contención y solidaridad, un beso y que mejore todo paulatinamente, Un gusto tenerte de nuevo por aquí querido Amigo!

vicky tienes mucha razón sino todo queda en lo enciclopédico, no? Un gusto tu visita y el cariño que dejas al pasar!! un abrazote!

isol, no me dés las gracias también tendría tu misma actitud si alguien que yo quisiera estuviera necesitando ayuda y si no lo conociera...también (como este caso) nada cuesta y nos ennoblece dar siempre (a mi me dá alegría!) Un besote querida isol!!

Chapeeeeee, tremendo saltamontes!!!(despeinado, origen? venezolano!!!!)
Chiquita..que gusto me dan tus saltos por aqui (como buen saltamontes jajajaaj)Un beso entre saltos!!! corazón!

CAMINO INCIERTO dijo...

Objetivo,ruta,mapa,documentación,observacion,disfrute,cuidado mente-cuerpo,esfuerzo,alegría,beneficio y compartirlo.
Muy adecuado para no perderse en este mundo .Un abrazo

Chapellina dijo...

FELIZ DOMINGO!!

:-)

nickjoel dijo...

Graciela querida, no hay montaña alta, sino murallas que nosotros mismos nos ponemos, eso es la gran realidad.
Libres de malos pensamientos, libres de pensamientos negativos, somos capaces de escalar el everest, y bajar, volver a subir por conseguir lo que queremos. Asi debe ser la vida, tener sueños grandes y que no nos de miedo la altura, sabiendo que los pies están sobre la tierra y no en el aire..

bello post, Cohelo un genio, y ti tan divina e igual que él querida siempre trayendonos cosas hermosas

un beso corazon, dios te bendiga

Graciela dijo...

Teresa, estas lecturas, hermosas en su esencia, no nos impiden tambalear más de una vez ante los imprevistos "temporales" con que la vida azota nuestras almas y ríos de lagrimas correrán más de una vez, pero, recobramos la fuerza en el amor de los que nos rodean y en esa esperanza que ilumina el sendero más oscuro de un momento a otro después del dolor. Un beso querida!

chape mil gracias por "saltar" por aqui!! feliz domingo para vos tambien mi querida(y despeinada) Amiga jajaja

nick, GRACIAS por tan bello comentario, totalmente claro como piensas, un lujito tu visita, corazón! Un abrazo cálido argentino-venezolano, si? jaja

nickjoel dijo...

jejejeje, claro vale, me gusta la mezcla, soy yo toda una mezcla.... besos querida
dios te bendiga