viernes, 12 de septiembre de 2008

"Dime..." por Jorge Luis Borges


Dime por favor donde estás,
en que rincón puedo no verte,
donde puedo dormir sin recordarte,
y donde recordar sin que me duela.
Dime por favor donde puedo caminar
sin ver tus huellas,
donde puedo correr sin recordarte,
y donde descansar con mi tristeza.
Dime por favor cual es el cielo
que no tiene el calor de tú mirada,
y cual es el sol que tiene luz tan sólo,
y no la sensación de que me llamas.
Dime por favor cual es el rincón
en el que no dejaste tú presencia.
Dime por favor cual es el hueco de mi almohada,
que no tiene escondidos tus recuerdos.
Dime por favor cual es la noche
en que no vendrás para velar mis sueños.....
Que no puedo vivir porque te extraño,
y no puedo morir, porque te quiero.

Autor: Jorge Luis Borges
Foto:imageshack.us/

12 comentarios:

Ligia dijo...

Acabo de poner un comentario en "El blog de Mónica", que casualmente ha coincidido contigo en poner el mismo poema de Borges. ¿Casualidad? Abrazos

fabi dijo...

Los poemas tienen el poder de hacer de las palabras, magia.
Adoro Borges, como mucho otros, y este poema es... verdadero!
Bello, como la imagine que has elejdo!
Un abrazo a mi amiga argentina super querida, y buon findesemana para ti!
Muchos besos da Fabi

Josep Lluís dijo...

Me has regalado un magnífico poema para un expléndido domingo. Lo conjugo con la lectura de tu blog y sale una mezcla perfecta. Y luegio dicen...

Un beso Graciela desde un preotoño

Javier dijo...

Leyendo este poema Bécquer se quedó corto, veo que todavía queda alguien con sentimientos super románticos además de los qinceañeros.
Bonito poema.

Un abrazo

Máximo Ballester dijo...

Este de Borges no lo tenía. Me cuesta un poco reconocerlo. Es que hace poco oí por radio que son varios los poemas que le adjudican a Borges y no son de él. ¿Me decís en qué libro está? Porfa.
De todos modos me gustó mucho.
Que tengas una buena semana.
Un abrazo.

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ dijo...

Borges era genial!este poema siempre me encantó!me hace sentir cosas tan bellas,que hermoso amar tan profundamente!
Graciela querida como siempre tu mundo es como tu genial!un abrazo!

pelado1961 dijo...

Uy, Gracielita, esto sí que fue un descubrimiento!!!

Por supuesto que me gusta (y mucho) todo lo de Borges, pero no conocía este poema, tan diferente de lo habitual.

Así que te digo: gracias por compartirlo!!!

Besos!!!

Juan Antonio dijo...

Estoy perdido en mi miedo
le estoy pidiendo ayuda al cielo
estoy perdido en el silencio
pero grito sin cesar
Y me pierdo en esta realidad
Y me pierdo pero se
donde estoy al caminar.
respiro un mundo frió
pero siento el calor infernal de la ciudad
consigo en tantos líos
a mi alma gritando
que ya no puede continuar
Voy caminando
en un laberinto
y este es el sitio
en el que existo
Yo aquí no lloro
yo aquí no grito
Este es mi santuario
mi jardín de oblivion.
Un abrazo muy fuerte amiga Graciela

Tere dijo...

No conocía este poema,es una maravilla llena de verdades y de sensibilidad,tengo varias obras de Borges pero me cuesta esfuerzo centrarme en su lectura,la verdad es que ahora no lo consigo con ningún libro. ¿Lo has leído mucho?¿no te resulta algo difícil?Un abrazo.

Fernando A Sotelo dijo...

Este poema me recuerda la letra de una cancion de Pablo Milanés, solo el titulo, nada mas y es: El breve espacio en que no estas.

C2ISLOV3 dijo...

Poco a poco lo que no se alimenta va perdiendo fortaleza... paciencia.

Todo pasa y esto también pasará.

Anónimo dijo...

Este poema es de Gustavo Alejandro Castiñeiras. Se le adjudica a Borges y claramente no lo es. De hecho, incluso esta incompleto. Seria bueno que se le reivindicara a su verdadero autor. Se llama poema del Recuerdo y éste es el original que ojalá publiques:

Dime, por favor, dónde no estás
en qué lugar puedo no ser tu ausencia
dónde puedo vivir sin recordarte,
y dónde recordar, sin que me duela.

Dime, por favor, en qué vacío
no está tu sombra llenando los centros;
dónde mi soledad es ella misma,
y no el sentir que tú te encuentras lejos.

Dime, por favor, por qué camino
podré yo caminar, sin ser tu huella;
dónde podré correr no por buscarte,
y dónde descanzar de mi tristeza.

Dime, por favor, cuál es la noche
que no tiene el color de tu mirada;
cuál es el sol, que tiene luz tan solo,
y no la sensación de que me llamas.

Dime, por favor, dónde hay un mar
que no susurre a mis oídos tus palabras.

Dime, por favor, en qué rincón
nadie podrá ver mi tristeza;
dime cuál es el hueco de mi almohada,
que no tiene apoyada tu cabeza.

Dime por favor cuál es la noche
en que vendrás, para velar tu sueño;
que no puedo vivir, porque te extraño
y que no puedo morir, porque te quiero.